LA BENDICIÓN DE CAMINAR CON DIOS.

Cree en Dios no es lo mismo que caminar con Dios. Caminar con Dios implica seguirle y tener una buena relación con él.

Caminar con Dios es la experiencia más maravillosa que un hombre puede tener. Dios es maravilloso, solo imagina tener una relación de amistad con el creador de la vida. Tenerlo como nuestro padre y nuestro amigo es más que suficiente.

*Imagínate tener una relación con aquel que es la fuente del amor,  rebosaríamos de amor para compartirlo. Dios Impulsado por su amor está buscando la reconciliación con cada hombre. Rom 3:24  Pero él nos ama mucho, y nos declara inocentes sin pedirnos nada a cambio. Por medio de Jesús, nos ha librado del castigo que merecían nuestros pecados.

2Co 5:19  «Lo que quiero decir es que a través de Cristo, Dios estaba tratando de reconciliar al mundo con él, sin tener en cuenta los pecados de nadie. Ese es el mensaje de reconciliación que nos encargó anunciar.»

*Imagínate vivir siempre bajo su luz y evitar caer en la oscuridad del pecado. Jua 8:12  Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

*Imagina tener una vida inconmovible a su lado. Sal 125:1  Los que confían en Dios son como el monte Sión, que nadie puede moverlo. ¡Permanecerán para siempre!

*Imagina tener a Dios como tu mejor consejero.

Sal 16:7  «Adoro al Señor porque él me guía; incluso en la noche, me orienta y guía mis pasos.» (8)  El Señor siempre está conmigo y nunca me apartaré de su lado. (9)  Por eso mi corazón y mi alma estarán llenos de alegría y hasta mi cuerpo vivirá seguro por siempre.

*Imagina tenerlo como tu apoyo en los momentos difíciles. Sal 84:5  «Qué afortunado es el que se apoya en ti, el que sólo piensa en andar en tus caminos.»

*Contar con su corrección es simplemente lo máximo. Job 5:17  »Cuando el Dios todopoderoso te corrija, puedes considerarte bendecido; no desprecies su corrección. (18)  Dios hiere, pero cura la herida; Dios golpea, pero alivia el dolor. (19)  Una y otra vez vendrá a ayudarte, y aunque estés en graves peligros no dejará que nada te dañe.

*Contar con la ayuda de Dios es una gran bendición. Sal 146:5  Afortunado el que recibe ayuda del Dios de Jacob*; el que confía en el Señor su Dios.

*Imagina escucharlo todos los días. Pro 8:32  «»Ahora, hijos, escúchenme: afortunados los que siguen mis caminos.» (33)  Escuchen mi enseñanza y sean sabios; no le resten importancia.

*Confiar en Dios es todo lo que necesitamos para ser dichosos. Sal 40:4  Afortunado el que confía en el Señor y no busca ayuda en dioses falsos. (5)  «Señor, Dios nuestro, tú has hecho muchas maravillas. Tienes planes maravillosos para nosotros; eres incomparable. Le contaré a la gente sobre todas esas maravillas una y otra vez.»

*Para completar su voluntad es lo mejor de lo mejor. Rom 12:2  No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

*Entonces la mejor decisión que podemos tomar es seguirlo y plantar nuestras vidas en Dios. Col 2:7  «Planten su raíz en Cristo y tómenlo como base sólida para construir su vida. Fortalezcan su fe, vivan en la verdad que se les enseñó y siempre sean agradecidos.»